Portal Hípico
Peruano
 Piqueitos Hipicos  Programas  Notas  Contactenos


El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 
 
 
 
Firmamento dobleteo en las Carreras de las Estrellas

The Great Day con Francisco Goncalves gana la Classic. (Foto cortesía LN).

 

Buenos Aires (Por Gustavo González) El día en que el turf celebra las Carreras de las Estrellas, el hipódromo de Palermo se tiñó de celeste y blanco, toda una alegoría de la fecha patria pero con correlato en la pista, por los colores de Firmamento, criador y propietario de The Great Day, el héroe del Classic (G 1-2000 m), y de Adora Nistel, ganadora del Estrellas Distaff (G 1-2000 m).

Para eso trabajaron el jockey Francisco Gonçalves y Juan Carlos Etchechoury (h), el entrenador, responsables de lo que pasó en la arena pesada, con dos caballos que se jugaron desde que se abrieron las puertas.

The Great Day es ese gran animador que tuvo el proceso selectivo del año pasado, cuando ganó la Polla de Potrillos y fue segundo en el Jockey Club. Tras reaparecer en el este año en el Clásico Martínez de Hoz (cuarto) ganó por doce cuerpos el Otoño, en el terreno y la distancia de ayer.

Esta vez mantuvo a raya primero, a Logrado, su enemigo, que lo obligó a pelear cabeza a cabeza hasta el último codo, y después a Crackspeed, que salió a buscarlo en la recta pero chocó con la pared que construyó Gonçalves con rigor e inteligencia, para frenar la amenaza por un cuerpo y medio.

¿Cómo se prepara a un caballo que estaba a punto hace diez días antes para tenerlo de nuevo listo? Responde Etchechoury: "Solo les hice mantenimiento -se refiere también a Adora Nistel-, una partida suave. Cuando los caballos están bien no hace falta más". Y sobre The Great Day y su nueva condición de puntero, afirmó: "Puede correr en cualquier parte del desarrollo, pero creo que ya está definido para correr la carrera".

Antes, Adora Nistel había dado una sinfonía fantástica (parafraseando el nombre de la favorita, que terminó tercera y cuyos dueños debieron pagar $ 225.000 para inscribirla) también marcando el camino, aunque lo suyo fue más afinado que lo de su compañero de stud. No se tuvo que dar vuelta el jinete brasileño para verificar si había peligros en la recta. Y aunque con menos exigencias en el cierre, el tiempo que marcó la yegua fue mejor que el del Classic.

Las historias de estos dos notables ganadores se unen por otro detalle, que cuenta Juan Carlos Bagó, su criador: "Son dos caballos que habíamos vendido. Miguel (Fabricio, el comprador de The Great Day) es un leal de Firmamento y pasó a ser parte de la familia (cuando le revendió una parte al empresario)". Bagó, por otro lado, volvió a llevar a su casa a Adora Nistel, tras comprarla a la caballeriza Don Dany, de Paraná.

La serie empezó con el Estrellas Mile (G 1-1600 m), donde Roberts Pen, ganador de 4 sobre 5 en La Plata, surgió como favorito, una consecuencia del hecho de que sus propietarios también debieron pagar $ 225.000 por derecho de inscripción. Una muestra de fe. Sin embargo, en la pista no se lo vio. El que sí se hizo ver fue Magical Touch, un caballo de 4 años sin mayores credenciales. "Me costó ponerlo en forma porque era inmaduro", contó después Pablo Sahagián, el entrenador. En la pista, el jockey Eduardo Ortega Pavón completó la faena del cuidador.

El final fue con el Sprint (G 1-1000 m), con el triunfo de Elogiado, que tomó la posta de su compañero de chaquetilla Nashville Texan en la recta, dejando atrás su exitosa trayectoria en carreras con codo.

El turf, que goza de la gracia de dar su espectáculo contra viento y marea; que se corrió bajo (y sobre) la nieve hace justo 11 años, en otro 9 de julio; que alguna vez expuso a caballos y jockeys al granizo, solo se detuvo por cuestiones de clima cuando se estacionó la niebla. Y dos veces lo sufrieron las Carreras de las Estrellas. En 2008 habían quedado truncos dos clásicos, el Mile y el Sprint, que debieron correrse 48 horas después. La cuenta volvió a quedar saldada en 2018.

Las Carreras de las Estrellas llegaron a las 28 versiones con su larga estela de caballos que se consagran y la contundencia de su calidad para equilibrar una semana que puede resultar clave para la derogación de la ley del Turf que propicia el Poder Ejecutivo de la provincia de Buenos Aires y reduce el fondo de reparación que tributan las tragamonedas bonaerenses.

El mismo Bagó fue el impulsor de casi todas las iniciativas que condujeron a explicar a legisladores y funcionarios que lo que se le da al turf no es un subsidio sino una compensación por impedirse a los hipódromos bonaerenses operar tragamonedas como ocurre en la ciudad de Buenos Aires con Palermo. Una de ellas fue la publicación de un estudio del impacto económico de las carreras en la economía argentina.

"No me puse al frente de las gestiones, trabajo con un grupo de gente por una medida que es injusta. La gente no conoce y hacemos todo el esfuerzo para revertir la situación. No se está dando un argumento valedero para eliminar el fondo, no es plata para comprar ambulancias la que se usa. Este un trabajo artesanal, pasional. Por eso me pone tan mal esta injusticia", dijo el empresario, que en el final de una conferencia de prensa recalcó el valor de la Fundación Equina Argentina, organizadora de Carreras de las Estrellas. "Que quiero destacar que vamos por la 28a versión, pero empezamos dos años antes. Tuvimos que pedir que los propietarios pusieran plata para un sueño. Del grupo directivo original quedamos dos. Una institución que subsiste 30 maños en este país, es casi milagroso".

 
 
 
CARRERAS EN VIVO - MONTERRICO
 

web desarrollada por: Diseño web corporativo, dominios, hosting