JavaScript seems to be disabled in your browser.

You must have JavaScript enabled in your browser to utilize the functionality of this website. Click here for instructions on enabling javascript in your browser.

Así ganó el tordillo Asfaloth a Ukrano en el clásico dominical. (Foto: Julio Villanueva).

 

El tordillo Asfaloth magistralmente conducido por Carlos Trujillo, se adjudicó del triunfo en el clásico Alfredo Benavides y Alfredo Benavides Diez Canseco (G3-2,000 metros).

La verdad, que mucho tuvo que ver la brillante conducción de Carlos Trujillo, que vino tercero en toda la carrera, que tuvo a El Coliseo y Crazy Freud, como los punteros.

El Coliseo vino corriendo adelante seguido muy de cerca de Crazy Freud, mientras que Carlos Trujillo vino tercero cerca de los punteros. Después venían Siempre Alerta, El Puma Carranza y último Ukrano.

Así llegaron hasta la última curva. El Coliseo seguía adelante seguido de Crazy Freud, tercero Asfaloth pegado a la baranda y a la espera de la recta final. El Puma Carranza estaba cuarto, Siempre Alerta y Ukrano seguía último.

En la recta final, cuando El Coliseo se cansa y cede posiciones y Crazy Freud renunciaba a la carrera, Carlos Trujillo entró por el centro de la pista con Asfaloth, que entró a dominar la carrera.

A 250 metros para la meta, Asfaloth se agrandó y se perfilaba como el ganador de la prueba. Sin embargo, vino el avance de Ukrano, que demandado a fondo por Martín Chuan atropelló con fuerza y no pudo pillar al tordillo.

Al final, Asfatloth superó por nariz a Ukrano, que cayó batido con todos los honores. Tercero a 8 ¾ cuerpos llegó Siempre Alerta. Cuarto a 10 cuerpos llegó El Coliseo. Quinto a 16 cuerpos Crazy Freud y sexto a 23”3/4 cuerpos El Puma Carranza.

Asfaloth es un hijo de Riviera Cocktail, nacido en el haras Rancho Fátima. Defiende las sedas del stud Contra El Tráfico y en su silla estuvo inspirado Carlos Trujillo y en la preparación Jorge Luis Salas.

Este es el décimo sexto triunfo de Asfaloth en 33 salidas a las pistas. Empleó 2’8”09 para los 2,000 metros.